sábado, 20 de septiembre de 2014

FIESTAS PATRIAS

Las Fiestas Patrias Chilenas, también conocidas informalmente como el Dieciocho,son una festividad chilena realizada anualmente los días 18 y 19 de septiembre; cuando corresponde, también se incluyen los días lunes 17 o viernes 20.
Se celebran con el fin de conmemorar la formación de Chile como un Estado nación independiente de la Corona española. Con mucha frecuencia se habla erróneamente de esta fecha como el Día de la Independencia —en realidad, la firma del Acta de Independencia se realizaría recién el 12 de febrero de 1818—.
La celebración anual del 18 de septiembre se ha realizado en Chile desde 1811, en un inicio como conmemoración del establecimiento de la Primera Junta Nacional de Gobierno y luego como celebración del proceso independentista. La única excepción fue entre 1814 y 1817, durante el periodo de la Reconquista. Las festividades inicialmente duraban días e incluso semanas, convirtiéndose en una de las fiestas más populares dentro del naciente país. En 1915, finalmente se estableció de manera oficial la duración de las Fiestas Patrias en dos días: así, el día 18 conmemoraría el proceso independentista del país mientras el día 19 sería titulado oficialmente como el «Día de las Glorias del Ejército».
En la actualidad, las Fiestas Patrias son unas de las celebraciones más populares en Chile. Usualmente se resaltan las tradiciones típicas de la identidad nacional que conforman la llamada «chilenidad», particularmente el folclore chileno. Las fondas o ramadas se instalan en estas fechas como centros de entretenimiento, mezclando música, baile y platos típicos de la cocina tradicional. Dentro de las actividades oficiales, las autoridades chilenas celebran además el Te Deum Ecuménico y la Parada Militar.
El día 18 de septiembre es, junto con el Año Nuevo, la Navidad y el Día del Trabajo, uno de los cuatro días feriados obligatorios e irrenunciables en el año, lo que implica que está prohibida la realización de trabajos remunerados, a excepción de ciertos servicios de entretención y de urgencia. Durante la celebración de las Fiestas Patrias, además, es obligatorio el izamiento de la bandera chilena en todos los recintos privados y públicos del país.

PARADA MILITAR 2014

SANTIAGO.- La Gran Parada Militar 2014 en honor a las Glorias del Ejército de Chile, la primera del segundo Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, se realizó este viernes en la elipse del Parque O'Higgins.

Este año desfilaron 8.435 efectivos, de los cuales pertenecen al Escalón Ejército 4.613; Escalón Armada con 1.008, le sigue Escalón Fuerza Aérea con 1.099 integrantes; y la presentación de Carabineros con 1.715.

De esa lista, 251 fueron mujeres en el Ejército, en un hecho inédito para esta ceremonia.

También desfilaron 113 damas pertenecientes a la Fuerza Aérea y 402 uniformadas de Carabineros, sumando 766 en total.

La Mandataria lideró la tradicional ceremonia, que se extendió por poco más de dos horas este viernes.

Bachelet estuvo acompañada por el ministro de Defensa, Jorge Burgos, y el comandante en Jefe del Ejército, general Humberto Oviedo, junto a los jefes de las demás ramas de las Fuerzas Armadas y de Orden.

miércoles, 10 de septiembre de 2014

11 DE SEPTIEMBRE CHILE 1973

El golpe de Estado en Chile del 11 de septiembre de 1973 fue una acción militar llevada a cabo por las Fuerzas Armadas de Chile junto a Carabineros para derrocar al presidente socialista Salvador Allende y al gobierno izquierdista de la Unidad Popular.
Salvador Allende asumió en 1970 como Presidente de Chile, siendo el primer político de orientación marxista en Occidente que accedió al poder a través de elecciones generales en un Estado de Derecho. Su gobierno, de marcado carácter reformista, se caracterizó por una creciente polarización política en la sociedad y una dura crisis económica que desembocó en una fuerte convulsión social.
La posibilidad de ejecutar un golpe de Estado contra el gobierno de Allende existió incluso antes de su elección. El gobierno de Estados Unidos, dirigido por el presidente Richard Nixon y su secretario de Estado Henry Kissinger, influyeron decisivamente en grupos opositores a Allende, financiando y apoyando activamente la realización de un golpe de Estado. Dentro de estas acciones se encuentran el asesinato del general René Schneider y el Tanquetazo, una sublevación militar en julio de 1973.
A mediados del año 1973, tras el Tanquetazo, grupos dentro de la Armada de Chile planean derrocar al gobierno, al que posteriormente se suman los altos mandos de la Fuerza Aérea y grupos dentro de Carabineros. Días antes de la fecha planificada para la acción militar, se sumó Augusto Pinochet, comandante en jefe del Ejército. En la mañana del 11 de septiembre, las cúpulas de las Fuerzas Armadas y de Orden lograron rápidamente controlar gran parte del país y exigieron la renuncia inmediata de Salvador Allende, quien se refugió en el Palacio de La Moneda. Tras el bombardeo de la sede presidencial, Allende se suicidó y la resistencia en el Palacio fue neutralizada.
El golpe de Estado marcó el fin del gobierno de la Unidad Popular, que sería seguida por el establecimiento de una junta militar liderada por Pinochet. Chile, que hasta ese entonces se mantenía como una de las democracias más estables en América Latina, entró en una dictadura cívico-militar que se extendió hasta 1990. Durante este período, fueron cometidas sistemáticas violaciones a los derechos humanos,se limitó la libertad de expresión, se suprimieron los partidos políticos y el Congreso Nacional fue disuelto.

LAS TORRES GEMELAS

Atentados del 11 de septiembre de 2001

    
Los atentados del 11 de septiembre de 2001 (denominados comúnmente como 9/11 o, en España, con el numerónimo 11-S) fueron una serie de atentados terroristas suicidas cometidos aquel día en los Estados Unidos por miembros de la red yihadista Al Qaeda mediante el secuestro de aviones de línea para ser impactados contra varios objetivos y que causaron la muerte a cerca de 3.000 personas y heridas a otras 6.000, así como la destrucción del entorno del World Trade Center en Nueva York y graves daños en el Pentágono, en el Estado de Virginia, siendo el episodio que precedería a la guerra de Afganistán y a la adopción por el Gobierno estadounidense y sus aliados de la política denominada de Guerra contra el terrorismo.
Los atentados fueron cometidos por diecinueve miembros de la red yihadista Al-Qaida,[1] divididos en cuatro grupos de secuestradores, cada uno de ellos con un terrorista piloto que se encargaría de pilotar el avión una vez ya reducida la tripulación de la cabina. Los aviones de los vuelos 11 de American Airlines y 175 de United Airlines fueron los primeros en ser secuestrados, siendo ambos estrellados contra las dos torres gemelas del World Trade Center, el primero contra la torre Norte y el segundo poco después contra la Sur, provocando que ambos rascacielos se derrumbaran en las dos horas siguientes.[2] [3]
El tercer avión secuestrado pertenecía al vuelo 77 de American Airlines y fue empleado para ser impactado contra una de las fachadas del Pentágono, en Virginia. El cuarto avión, perteneciente al vuelo 93 de United Airlines, no alcanzó ningún objetivo al resultar estrellado en campo abierto, cerca de Shanksville, en Pensilvania, tras perder el control en cabina como consecuencia del enfrentamiento de los pasajeros y tripulantes con el comando terrorista. Tendría como eventual objetivo el Capitolio de los Estados Unidos, ubicado en la ciudad de Washington D.C.
Los atentados causaron más de 6.000 heridos, la muerte de 2.973 personas y la desaparición de otras 24,[4] resultando muertos igualmente los 19 terroristas.
Los atentados, que fueron condenados inmediatamente como horrendos ataques terroristas[5] por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, se caracterizaron por el empleo de aviones comerciales como armamento, provocando una reacción de temor generalizado en todo el mundo y particularmente en los países occidentales, que alteró desde entonces las políticas internacionales de seguridad aérea.

miércoles, 13 de agosto de 2014

LOS JAIVAS MEDIO SIGLOS



• Las cinco décadas de vida artística del grupo Los Jaivas, son un acontecimiento histórico, no sólo para el rock nacional sino para toda la música chilena. Es por esto que el Museo Nacional de Bellas Artes acoge una muestra de gran envergadura, uno de los hitos que tendrá esta celebración y que estará abierta al público entre el 1° de agosto y el 1° de septiembre de 2013.
• La muestra incluye óleos originales de René Olivares, carátulas, fotografías, libros, instrumentos, indumentarias, recortes de prensa y material gráfico, instalaciones multimedia y otros archivos que han sido recopilados a través de estos 50 años de la agrupación.
• La exposición contempla además, una selección de fotografías, vinilos, carátulas, material de archivo periodístico y bibliográfico, que resume el patrimonio histórico de Cinco décadas de rock chileno.
"Los Jaivas medio siglo" y "Cinco décadas de rock chileno" son dos exposiciones simultáneas que revisan tanto la historia de Los Jaivas como la de sus pares, y genera un espacio de exhibición para otras manifestaciones artísticas presentes en esta vasta historia musical. Se trata de proyecciones audiovisuales, instrumentos musicales, premios, pinturas, revistas, libros, cómics, manuscritos, vinilos, carátulas, indumentarias, fotografías e incluso intervenciones de algunos de los miembros del grupo que se harán presentes en el Museo.
La historia de Los Jaivas se remonta al 15 de agosto de 1963, cuando el grupo "High Bass", compuesto por los hermanos Eduardo, Claudio, y Gabriel Parra, Gato Alquinta y Mario Mutis, sube por primera vez a un escenario, en el contexto del aniversario del Liceo Guillermo Rivera, en el Teatro Municipal de Viña del Mar. Esta fecha, que quedó registrada en la bitácora del baterista Gabriel Parra, se consideraría como el nacimiento oficial del grupo y ha inspirado la celebración del Día del Rock Chileno, que este año celebra su duodécima versión.
A través de una recolección de 100 fotografías, expuestas en el hall central del MNBA, se podrá recorrer la historia de estas bandas, que testimonian el desarrollo y evolución de la escena del rock chileno. Esta selección se completa con 50 imágenes provenientes de prensa de la época, ensayos de los músicos, conciertos, estudios de grabación y momentos de distensión.
Por otro lado, la muestra contará con una selección de óleos, dibujos y acuarelas del artista visual René Olivares -pintor chileno, residente en París-, que ha sido el artífice de muchas de las imágenes emblemáticas de Los Jaivas, las que han llegado a convertirse en carátulas de sus discos y en el logo institucional del grupo. Entre sus trabajos destacan "Diablo de la Tirana", "Alturas de Machu Picchu" y "Obras de Violeta Parra".
Con el afán de acercarse al público que visite la muestra y dar a conocer su método de trabajo, el pintor realizará sesiones de pintura directamente en el Museo, en el sector que los músicos han llamado el atelier. En él, un atril de pintura, bastidores y pinceles se acompañarán de un piano de cola, que también será tocado por Claudio y Eduardo Parra, en sesiones espontáneas.
En los balcones del segundo piso se expondrán los reconocimientos recibidos por el grupo a lo largo de su trayectoria, en vitrinas diseñadas especialmente para ellos. Estos premios, galvanos y diplomas, algunos de importante valor escultórico, son la mejor demostración del cariño del público hacia el grupo, ya que provienen de festivales, fiestas costumbristas y encuentros universitarios a lo largo de todo Chile.
Otra sección de la exposición se destina a los instrumentos que Los Jaivas han utilizado en conciertos y grabaciones, algunos de ellos tan emblemáticos como la batería que perteneció a Gabriel Parra. El diseño y la belleza de estos instrumentos se pueden admirar en el escenario que se ha reconstruido para esta ocasión afín de recrear el ambiente de sus conciertos. Son cerca de 50 y dan cuenta de la fusión de sonidos que siempre caracterizó a este grupo, debido a la enorme variedad de sus orígenes. Se trata de guitarras acústicas y eléctricas, charangos, cuatros, teclados y otros de origen precolombino, como son el kakikultrun, la matraca, el trompe e incluso una quijada de burro. Este escenario será habitado por un diablo de la tirana, con su traje original, parte fundamental de la iconografía del grupo.
Esta exposición corresponde a los nuevos lineamientos del Museo Nacional de Bellas Artes al ampliar la noción de lo "patrimonial" y considerar la historia del rock como parte de la historia de la cultura nacional, cuestión que había sido abordada a principios de los años 1970 cuando el Museo se abría a nuevas manifestaciones artísticas, tales como teatro, conciertos y recitales poéticos, cautivando a un público joven y diverso. En aquel marco, el grupo Los Jaivas, en su formación original, realizó una presentación en el Museo, la que será recordada también a partir del concierto multitudinario que tendrá lugar el 15 de agosto, día de su aniversario, en las afueras del edificio.
La exposición será complementada con una serie de actividades como conferencias

viernes, 13 de junio de 2014

MUNDIAL BRASIL 2014 CHILE-AUSTRALIA

En el último partido de la segunda jornada, Chile inicia su andadura en el Mundial ante la débil selección australiana, 62ª en el ranking FIFA. El equipo dirigido por Jorge Sampaoli debe ganar si quiere mantener intactas sus opciones de clasificarse para los octavos de final. Para ello se encomienda al acierto de sus hombres de arriba. El todavía delantero del F.C.Barcelona, Alexis Sánchez, será la referencia en ataque. La única duda del técnico argentino es si podrá contar o no de inicio con el centrocampista de la Juventus de Turín, Arturo Vidal. Y es que a pesar de que su estrella sigue convaleciente de la operación de rodilla a la que fue sometido el pasado 7 de mayo, la semana pasada ya se probó 15 minutos ante Irlanda del Norte en el último amistoso previo a la cita mundialista. Tras el partido, los médicos chilenos reconocieron que la rodilla de Vidal sufría síntomas de inflamación, por lo que lo más probable es que Sampaoli le reserve para los próximos partidos. Australia llega al Mundial sin muchas opciones. Encuadrada en un grupo muy difícil, la presumiblemente peor selección del campeonato aterriza en Brasil con la idea de hacer un buen papel. "Tenemos un grupo difícil, pero intentaremos que nuestro país, pero también nosotros mismos, estemos orgullosos. Queremos sorprender al mundo", aseguraba hace unos días el centrocampista Mark Bresciano. La clave: La selección chilena saldrá al ataque desde el principio. Que llegue el gol es sólo cuestión de tiempo.